Recuerdos del Auto Show de Nueva York

Los tiempos cambian, los autos también, pero la pasión se vive igual. Si bien Ginebra se robó el año con sus presentaciones, no deja de ser atractivo lo que la Gran Manzana nos puede ofrecer.
Archivado en: 
Publicación: 
Domingo, Marzo 27, 2016
Crédito: 
Juan Pablo García Noriega González

“Comiencen a esparcir la noticia, me marcho hoy”, canta Sinatra, “quiero ser parte de ella.. Nueva York, Nueva York”. ¿Y quién no quisiera despertar en la ciudad que nunca duerme?, el lugar que más me ha sorprendido en mi vida.

Diez años atrás, cuando empezaba mi carrera como periodista de automovilismo, tuve la oportunidad de asistir a mi primer auto show internacional y fue, nada más y nada menos, que en la ciudad de Nueva York. Una experiencia inolvidable; un punto de ‘no regreso’ que alimentó, como un turbo, mi pasión por el fascinante mundo de los automóviles.

Ya en 2006 el espectacular Javits Center era la sede del Auto Show. Y no podría ser un lugar más perfecto, a un lado del río Hudson, ahí donde corre la línea de autobuses Greyhound que ponen a Billy Joel en un ‘estado de ánimo neoyorquino’. Mi encuentro fue relativamente fortuito: a pesar de que ya practicaba el oficio, realmente no iba en calidad de periodista, sino de aficionado. Simplemente se presentó la ocasión de visitarlo y no la dejé pasar.

En cuanto entré todas fueron sorpresas. Los primeros vehículos que vi fueron los Scion: los recuerdo bien por sus conceptos futuristas, aunque realmente nunca fueron tan exitosos, muy poco conocidos en México. También me tocó subirme por primera vez a un Spyker. Me emocionaba especialmente porque se había anunciado la llegada de la marca a Fórmula 1 en la temporada 2007. Esto que les platico fue sólo en el vestíbulo, adentro me esperaban miles de metros cuadrados de stands con lanzamientos de autos, de esos que verdaderamente enchinan la piel.

Hoy se lleva a cabo una edición más del NYIAS. No deja de ser menos especial. Los tiempos cambian, los autos también, pero la pasión se vive igual. Si bien Ginebra se robó el año con sus presentaciones, no deja de ser atractivo lo que la Gran Manzana nos puede ofrecer. Si he de escoger, me quedo con el resurgimiento de Godzilla, que también parece tener un ‘crush’ especial con la gran babel. El Nissan GT-R 2017 cuenta con 565 caballos de fuerza y un mejor desempeño de torque para mayor aceleración. Un auto diseñado para los verdaderos amantes de la velocidad.

jpgarnor@enteratedf.com | @jpgarnor