El MINI de Bowie, un Reflejo de su Personalidad Versátil

Bowie tenía un gusto especial por los autos y la mecánica
Publicación: 
Lunes, Enero 28, 2019
Columnista: 
Crédito: 
Yaya Trejo

“Cuando David no estaba encerrado con el piano, se le veía con un mono de mecánico debajo de su coche”, Ángela Barnett (primera esposa del músico)

Apenas cumplía mis veinte cuando empecé a trabajar programando canciones en una estación de radio. Era una tarea complicada porque mi bagaje musical era muy escaso y cada vez que entraba a cabina era como estar en un capítulo de “la dimensión desconocida”: primero un ambiente fantástico al ponerme los audífonos, después terrorífico cuando el locutor me preguntaba “¿sabes quién canta?”, y por último un final sorprendente al conocer nuevas melodías. Así fue como descubrí a David Bowie, sonando en la emisora, aunque tuve que investigarlo cuando mi jefe – al que le encantaba complicarme la vida- me decía “¿qué has escuchado todo este tiempo?”.

David Robert Jones nació el 8 de enero de 1947 en Londres, Inglaterra, mes que marcó su vida y su carrera musical. El 14 de enero de 1966 cambió su apellido por Bowie, para no ser confundido con Davy Jones, integrante de la banda The Monkees. En su cumpleaños 69 lanzó su último álbum Blackstar y murió dos días después, el 10 de enero de 2016.

Además de ser uno de los artistas más grandes por sus continuas reinvenciones musicales, personajes multifacéticos y ser un ícono de la cultura pop, Bowie tenía un gusto especial por los autos y la mecánica. Antes de ser estrella de rock trabajó en la producción de autos MINI, de la British Motor Company. En 1999 tuvo la oportunidad de diseñar su propio modelo, tras recibir la convocatoria por el 40 aniversario del vehículo, presentando un MINI totalmente plateado que lucía como un espejo. La intención era que cualquier persona que viera el auto se convirtiera en parte de él al ver su reflejo.

Para Bowie, los autos fueron fuente de inspiración en su música. La letra de Always Crashing in the Same Car, del álbum Low de 1977, es una muestra de ello y del tipo de vida que llevaba en el que la cocaína estuvo presente, tanto que terminó dando vueltas en el estacionamiento de su hotel manejando un Mercedes-Benz a alta velocidad y chocando finalmente. Dentro de su colección encontramos un Volvo 262 C Bertone (subastado en 216 mil dólares),  y un Riley Gamecook de carreras de 1.1 Litros.

En 2018, Elon Musk envió un Tesla Roadster al espacio con la canción Space Oddity de David Bowie sonando en un loop eterno.